No creo que sea completamente inútil para contribuir a la solución de los problemas políticos distanciarse de ellos algunos momentos, situándolos en una perspectiva histórica. En esta virtual lejanía parecen los hechos esclarecerse por sí mismos y adoptar espontáneamente la postura en que mejor se revela su profunda realidad.
JOSÉ ORTEGA Y GASSET

domingo, 1 de octubre de 2017

Escucha Cataluña. Escucha España de Josep Borrell, Francesc de Carreras, Juan-José López Burniol y Josep Piqué, y, 1-O, la pseudo consulta de la vergüenza.


Entre tanto ruido y ante la celebración mientras escribo estas líneas de un pseudo referéndum profundamente antidemocrático y propio de un Procés que ha mutado claramente de movimiento totalista (homogeneización forzada del discurso político unidireccional) a un sistema totalitario que se rige abiertamente al margen de las normas democráticas, libros como este resultan un aporte importante.

Sobre este Cataluña escucha. España escucha (Ed. Península):“Este es un libro sin equívocos. Los cuatro autores rechazamos cualquier decisión y procedimiento que no respete la legalidad y se adopte violándola; es decir, no solamente no somos independentistas sino que nos oponemos por ejemplo a un referéndum que no sea legal. En definitiva, ninguno de los cuatro está a favor de saltarse de ningún modo el orden constitucional.”

En Catalán, español, europeo Josep Borrell demuestra, incluso con frases textuales como la que en su día pronunciaba la imposible presidenta del Parlament Carme Forcadell, “tensionar al Estado y ponerlo contra las cuerdas” que el problema no es únicamente entre Cataluña y España, sino entre los propios catalanes.
Para el autor Cataluña es el resultado del trabajo de españoles venidos de todas partes y la asimilación de España con el franquismo junto al relato victimista y ahistórico son una falacia. Los diversos gobiernos nacionalistas han aprovechado un alto nivel de autonomía  para de forma preconcebida y sistemática realizar un proceso identitario que desembocara en el actual intento de desconexión en una completa deslealtad al punto de equilibrio que representaba la Constitución de 1978. A ello han contribuido los gobiernos pirómanos del Partido Popular que en ocasiones han generado un sentimiento de humillación que han reforzado las emociones independentistas.
La cuestión de la manipulación y la mentira es clave para entender dónde nos encontramos, las falacias económicas son parte esencial de ello, recientemente Borrell con Joan Llorach los desmontaba en Las cuentas y los cuentos de la independencia (Ed. Catarata). Volviendo a este Escucha Cataluña.Escucha España:
“Se debe denunciar que hemos llegado a una situación límite, entre otras cosas porque Mas y Junqueras han ofrecido a los catalanes la ficción de una independencia sin costes ni inconvenientes que, además, liberaría a Cataluña del “expolio” de 16.000 millones de euros contantes y sonantes al que España la somete. A eso se suma que la sociedad catalana ha sido engañada con una inventada comparación con Alemania, la de las balanzas fiscales y el límite del 4 % en el déficit fiscal de los länder con la Hacienda federal, que nunca existieron. Pero pocos se esforzaron en desmentirlo.”
El derecho de autodeterminación solo está reconocido en constituciones como la de Sudán, la de Etiopía (ambas con consecuencias devastadoras), las islas de Saint Kitts, los municipios de Liechtenstein y una pequeña república uzbeka, lo cual demuestra su incompatibilidad con sistemas democráticos normalizados.
El que fuera ministro en los gobiernos de Felipe González y presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007 cuando escribía este texto pedía la suspensión del referéndum al cual hoy asistiremos aunque en forma delirante y sin ninguna validez de ningún tipo.
“Defiendo que ya es hora de hablar con claridad y responsabilidad. Ya está bien de engañar a la gente envolviendo sus propuestas con demenciales referencias a la singularidad de los genes catalanes más parecidos, según Junqueras, a los de franceses y suizos que a los del resto de los españoles, o a la existencia de un superior ADN cultural carolingio en Cataluña, según Mas, derivado de su pertenencia a la Marca Hispánica en el siglo IX.”
“Por múltiples razones (…) la ruptura unilateral no es posible ni conduce a ninguna parte. Y los catalanes de buena voluntad y de seny deben comprenderlo y buscar alternativas realistas. Pero el inmovilismo tampoco es una solución. Y los españoles que no quieren que España se rompa también deben entenderlo. Y, en mi opinión, trabajar activamente a favor de una propuesta ambiciosa y sensata de reforma constitucional, que permita completar el diseño de una España unida en su diversidad.”
Borrell apela al diálogo, incluso a la reforma constitucional, pero en este caso me atrevo a preguntar, ¿de verdad alguien cree que al nacionalismo catalán se le puede satisfacer de alguna forma? Me temo que no, el nacionalismo catalán se define más por lo que niega –España-  que por lo que afirma –Cataluña- como buen nacionalismo periférico.

Francesc de Carreras en La defensa espiral del silencio se pregunta si el nacionalismo fundacional catalán del siglo XIX se adapta al mundo de hoy.
“Ciertamente, aquella doctrina que nació como un intento de regenerar una sociedad y un Estado de finales de siglo XIX, hoy se encuentra con una sociedad y un Estado absolutamente transformados. En ocasiones se tiene desde Cataluña una visión de España, o de Madrid, Andalucía o Castilla, completamente irreal. Ha cambiado mucho Cataluña, también ha cambiado el resto de España, afortunadamente para ambos. Por ahí, a menudo, el catalanismo político anda errado y despistado. Es buena compañía el resto de España, en conjunto somos un gran país de la Unión Europea.”
El autor apunta al aumento de la población en Cataluña provocado por la industrialización durante el franquismo debido a las migraciones del resto de España, en especial de la España pobre, como causa de un profundo cambio cultural y lingüístico en la región. 
Fue Jordi Pujol quien reconvirtió el anterior fer país de la época del antifranquismo en otra consigna: el procés de construcción nacional, había llegado el momento de edificar sobre ese terreno una nación.
“…la construcción nacionalista va en un sentido muy distinto, mucho más antiguo en las intenciones y mucho más europeo: se trata de ocultar los conflictos económicos y sociales, estos sí realmente existentes, mediante el nacionalismo, una ideología culturalmente uniformizadora y contraria a la pluralidad. Para conseguir este objetivo, el proceso de construcción nacionalista es una inteligente obra de ingeniería social cuyo fin es transformar la mentalidad de la sociedad catalana para que sus ciudadanos se convenzan de que debido a su forma de ser específica (sic) constituyen una nación cultural, con una identidad colectiva muy distinta al resto de España, que solo podrá sobrevivir como tal nación cultural si dispone de un Estado independiente.(…) a pesar de llevarse a cabo de forma premeditada y perseverante, una buena parte de los catalanes no se han dado cuenta de la manipulación, sigilosa y astuta, a la que han sido sometidos. (…) El nacionalismo ha dominado la escena y ha excluido, cuidando de que no se notase, a las voces críticas.” Se trata de una espiral de silencio para haber llegado hasta aquí.
Apunta Francesc de Carreras a la frase que Jordi Pujol le dedicaba en 2003 a la candidata socialista María de Madre: “Ella lleva aquí cincuenta años, yo, quinientos.”
Ello apunta a una creencia profunda: los catalanes de origen son los auténticos propietarios del país y peor, las autoridades de la Generalitat enseñaron a despreciar el derecho, a saltarse las normas, sin ocultarlo, haciendo ostentación de ello.
El nacionalismo de raíz romántica está basado en la unidad cultural y la lengua es su primer elemento, motivo por el cual el nacionalismo catalán le ha prestado especial atención, pero el autor califica de perversa y de lamentable que la cultura se haya reducido a la propaganda.
“La red clientelar que la Generalitat ha creado en el ámbito de la cultura, más allá de la lengua, es claramente discriminatoria para aquellos que no son adictos al nacionalismo cultural; con frecuencia, tras tantos años de marginación, estos ya ni se molestan en dirigirse a las autoridades autonómicas. Todo ello, aparte de ser discriminatorio para las personas, provoca que la cultura en Cataluña haya perdido la fuerza y calidad de otros tiempos, incluidos los últimos años del franquismo (…)
Desde hace muchos años, la historia desempeña un importante papel ideológico en la construcción nacional (…) para dar paso de nuevo a una historia romántica de Cataluña más basada en el sentimiento nacional que en datos empíricos comprobables. El reciente espectáculo de un 1714 imaginario, considerando esta fecha como el final de un inexistente Estado catalán independiente, es bien revelador.”
El Estatuto catalán como no podía ser de otra forma en un catedrático de Derecho Constitucional como Francesc de Carreras y tiene también su estudio para concluir que se improvisó por razones tácticas cuando el Estado de las autonomías estaba razonablemente asentado y rozaba el Estado federal pleno. Así, el estatuto fue un error capital que dio lugar a una absurda pugna entre los nacionalistas por cuál era el partido más nacionalista, de ahí aparecieron más tarde los eslogan como España nos roba o España no nos sirve.
Ya estamos en el supuesto del autor para después del 1-O que prevé será de frustración: “Hay que reinventar el catalanismo político, pero creo que ello sería introducir confusión. El catalanismo es un término que debe reservarse a quien se lo ha apropiado, el nacionalismo identitario, que siempre cometerá el error, entre otros, de pretender crear un Estado nuevo en la Europa del siglo XXI. Probablemente, lo mejor es que Cataluña sea simplemente una comunidad autónoma de España que, a su vez, debe transformarse en un Estado integrado de una Europa federal.”
En El Polemista de Francesc de Carreras tienen reseña de Paciencia e independencia http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/04/paciencia-e-independencia-de-francesc.html

El problema español de Juan-José López Burniol, ex magistrado del Tribunal Superior y del Constitucional define el problema como propio de la estructura territorial del Estado, de la distribución y reparto del poder y de cómo se resuelve. Actitud y herramienta, la primera la voluntad de pacto y la predisposición  transaccional, y la única herramienta el diálogo marcado por recíprocas concesiones que si bien inicialmente dejarán insatisfechas a ambas partes pueden llegar a asentarse y permitir una convivencia en paz y potenciadora.
-El Gobierno central según el autor debería:
-Reconocimiento de la singularidad catalana.
-Dotarle de competencias identitarias exclusivas.
-Fijación de un tope en la aportación al fondo de solidaridad y agencia tributaria compartida.
-Consulta a los catalanes sobre si aceptan o no estas normas.
“Cataluña está desconcertada: cree percibir que su vieja preeminencia se erosiona y que es vista con crecientes reservas por el resto de España, por lo que se replantea de raíz su futuro. ¿Cuál es el motivo? Porque ha cambiado la naturaleza del desafío que la propia Cataluña ha lanzado. Ya no se plantea cuestiones esencialistas —ser o no ser—, sino un reto más prosaico pero no por ello menos importante: decidir dónde quiere estar y, en su caso, cómo quiere estar. Es decir, ganada la batalla del “ser”, Cataluña se enfrenta ahora a la del “estar”. Tiene que decidir si quiere o no preservar su vínculo con España y, de mantenerlo, cómo quiere que se articule esa relación, teniendo además muy en cuenta —no hay que olvidar nunca este punto— que el tipo de vínculo que Cataluña desea no tiene por qué ser aceptado por el resto de España (…) Muchos catalanes se consideran agraviados y, también con toda certeza, muchos españoles se sienten hastiados.”
Solo habría una salida lógica, la convocatoria electoral que López Burniol aventura como una victoria de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) que podría formar gobierno en Oriol Junqueras con los podemitas de los Comuns o los socialistas del PSC y que apunta a una lectura social más que nacional.
Igualmente sentencia, Cataluña al igual que España deben reconocerse en lo que son y no en lo que podrían haber sido. Cataluña está integrada histórica, política y jurídicamente en el Estado español y como parte de él debe aplicar todo su potencial aspirando a ser determinante. Pero, añade, España debe aceptar que su realidad no es única, invariable y monolítica.
El Polemista no quiere dejar de mostrar su sorpresa por esta necesidad de tantos intelectuales, que cada vez que critica una posición sencillamente incompatible con la democracia como la que ha adoptado el nacionalismo catalán a través del Govern catalán, tenga que compensarlo criticando a un país como España que con todas sus fallas que son muchas, es el Estado, con mucho, más descentralizado de Europa, en el caso catalán con decenas de competencias más que la siguiente comunidad autónoma en tenerlas (Galicia y País Vasco en ese orden), y que por ejemplo, es la única que posee las penitenciarias desde 1983.

En busca de la política perdida de Josep Piqué, ex ministro en los gobiernos de José María Aznar lo tiene claro:
“Veo muchísimo más sectarismo y cerrazón en Barcelona —para ser precisos, en el mundo nacionalista— que en Madrid. No ha sido siempre así: hubo un tiempo en el que Barcelona fue paradigma de ciudad abierta, tolerante, cosmopolita e integradora. Sigue siéndolo, pero cada vez está más ahogada por todos aquellos que quieren circunscribirla a ser la capital de una quimérica Cataluña independiente (…) No hay mucho espacio para las teorías conspirativas, aunque, en Cataluña, existe todavía gente que cree que, todas las mañanas, hay una reunión en “Madrid”, para ver qué puede hacerse para “fastidiar” a Cataluña. Es más, que casi no piensan en otra cosa. La frustración sería enorme si supieran la verdad, que es que la atención se centra en otros asuntos de mucha mayor envergadura.”
El hasta el año pasado consejero delegado  y vicepresidente de la constructora OHL defiende la POLÍTICA, así con mayúsculas, basada en el diálogo  con el límite infranqueable de la ley, está condición necesaria.
Piqué encuentra un complejo de inferioridad y necesidad de redimirse del pasado en el nacionalismo catalán que se mostraría con claridad en la frase de Companys tras la proclamación del “Estat català en la República federal española” en 1934: “¡A ver si ahora diréis también que no soy catalanista!” (En el original aparece modificada y situada en “tras la proclamación de la república”).
Contrapone a Tarradellas que solía decir que los políticos catalanes nacionalistas suelen estar convencidos de tener siempre la razón y que, por lo tanto, resultaría inevitable tener que dársela.
Y es que la izquierda catalana y la del resto de España han visto en el nacionalismo un componente de progreso frente a la derecha cuando el nacionalismo es absolutamente incompatible con el credo internacionalista y de solidaridad.
El independentismo catalán no ha pasado de su fase adolescente y ello le aboca a una grave crisis de frustración.
Y más allá del acuerdo o no con la afirmación, no deja de hacerla el que fuera Ministro de Asuntos Exteriores y también presidente y candidato del Partido Popular en Cataluña:
“…el independentismo catalán no solo no ha recabado ningún apoyo internacional, a pesar de los patéticos y esperpénticos intentos en ese sentido, sino que, en general, ha suscitado una clara animadversión en un mundo inestable e incierto y ocupado en las consecuencias mucho más serias de los profundos cambios en el escenario geoestratégico global, difíciles de entender para los que no ven más allá de sus propios ombligos y que creen que los demás no hablan de otra cosa”.
La necesidad de negociación de un nuevo sistema que garantice la suficiencia financiera y la responsabilidad fiscal de las comunidades autónomas, la distribución de impuestos con la lógica de un Estado federal, la reivindicación, en este caso sí creo oportuna, “Nadie paga más o menos impuestos por el hecho de ser catalán o extremeño. Es puro sentido común. Se pagan impuestos directos en función de la renta, se esté donde se esté, e impuestos indirectos en función de las transacciones…”, y la reclamación que Piqué considera coherente de infraestructuras, aunque si advierte, quien afirma que las carencias se explican por una voluntad premeditada responde a una “ignorancia supina, a la manifiesta mala fe o, lo que es más probable, a ambas cosas.”

El Polemista comenzó su andadura a principios de 2011, el primero sobre el asunto, ya son decenas de reseñas sobre libros respecto a temas relacionados con Cataluña, las tienen incluso de libros en catalán, pueden verlo en el índice http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/12/indice-de-el-polemista-hasta-2017.html   la última hace unos días en un texto mío España contra Cataluña: la falacia del nacionalismo catalán http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/09/espana-contra-cataluna-la-falacia-del.html y creo que ya está todo dicho aunque sigue provocando inquietud la actualidad de las palabras de José Ortega y Gasset en el Congreso de los Diputados en mayo de 1932 del proyecto de Estatuto catalán que había presentado la Generalitat de Francesc Macià: 
“¿Qué diríamos de quien nos obligase sin remisión a resolver de golpe el problema de la cuadratura del círculo? El problema catalán no se puede resolver, sólo se puede conllevar, y al decir esto, conste que significo con ello, no sólo que los demás españoles tenemos que conllevarnos con los catalanes, sino que los catalanes también tienen que conllevarse con los españoles (...) “Es un problema perpetuo, que ha sido siempre, y seguirá siendo mientras España subsista. Este es el caso doloroso de Cataluña; es algo de lo que nadie es responsable; es el carácter mismo de ese pueblo; es su terrible destino, que arrastra angustioso a lo largo de toda su historia”.



SOBRE CATALUÑA EN EL POLEMISTA:



Micronacionalismos, de varios autores, y, siete causas que subyacen: Valle de Arán, el Bierzo, Olivenza, La Moraleja, Cartagena, Petilla de Aragón y la Isla de los Faisanes.

Dioses útiles, naciones y nacionalismos de José Álvarez Junco, Breve historia del mundo de Juan Pablo Fusi, y, necesitados de análisis racional.

¿Cataluña en la encrucijada? No lo creo. Por Jorge Navarro Cañada

La gran vergüenza (La gran vergonya), ascenso y caída del mito Jordi Pujol de Lluis Bassets, Espías de Franco, Josep Pla y Francesc Cambó de Josep Guixà, y, presente y pasado de un proyecto extractivo.

1714 Cataluña en la España del siglo XVIII de VVAA, y, la Diada de la frustración.

Paciencia e Independencia de Francesc de Carreras, y, “avui paciencia, demà independencia”.

Anatomía de un desencuentro o Anatomia d’un desengany de Germà Bel, y los números de Artur Mas.

Burgesos imperfectes de Jordi Gràcia, y, la defensa de la disidencia intelectual.

El nacionalismo ¡vaya timo! de Roberto Augusto, y la trampa nacionalista.

Cataluña ante España de Albert Balcells, y la necesidad de diálogo entre Cataluña y el resto de España.

La Catalunya Soviètica de Ramon Breu y la fascinación revolucionaria de 1917.

Residuals o independents? de Jordi Pujol, y la desafección calculada.

Noves glòries a Espanya de Vicent Flor, y, ¿es anticatalana la identidad valenciana?

La mort de Bèlgica de Marc Gafarot, y en busca de Cataluñistán

Catalunya, España. Encuentros y desencuentros de José Enrique Ruiz-Domènec, y la desafección creciente.

La España de los otros españoles de Carles Bonet y el encaje de Cataluña en España.

España, capital París de Germá Bel y el debate autonómico

http://elpolemista.blogspot.com.es/2011/01/espana-capital-paris-de-germa-bel-y-el.html

viernes, 22 de septiembre de 2017

España contra Cataluña: la falacia del nacionalismo catalán, de Jorge Navarro Cañada.


En las últimas horas hemos asistido en Cataluña a la intervención de la Guardia Civil en calidad de “policía policial” por orden del juez de Instrucción número 13 de los juzgados de Barcelona con el respaldo del Tribunal Constitucional. La Generalitat sin pudor lo ha denominado como “agresión carente de amparo legal del Estado de derecho”. Además se ha procedido a diversos registros referentes al referéndum ilegal del 1-0 (del uno de Octubre).
Todo ello días después de la derogación del proyecto constitucional y del Estatuto por un parlamento catalán donde saltándose todos los reglamentos se vota sin la presencia en la cámara de la representación de la mayoría de los catalanes y en pleno clima de intimidación que estas últimas semanas ha llegado al límite.

En plena era de la posverdad (los hechos se rigen por la creencia emotiva superior aunque no respondan a la realidad) la protesta política se canaliza a través de populismos a izquierda y derecha o en nacionalismos (que es una forma anterior de populismo que afirma que un hecho casual como la procedencia incide en el ADN y en cualidades éticas y psicológicas).
Una falacia como el nacionalismo y su victimismo hay que entenderla como la canalización de una protesta política, en el resto de España esta se ha canalizado a través de populismos que han sabido mutar de nacionalistas a extrema izquierda dependiendo del territorio: es el caso de Podemos.

Toda esta historia comienza tras la victoria de Artur Mas en las elecciones al Parlamento de Cataluña en 2010; acosado por la corrupción aprovecha el contexto en 2012 para reclamar para Cataluña un trato fiscal de privilegio en el llamado “Pacte Fiscal” que el gobierno de Mariano Rajoy rechaza. Tras la reunión en la que Artur Mas había entrado por una puerta del Palacio de la Moncloa pidiendo el Pacte Fiscal y salido por la otra reclamando la independencia, se precipita convocando Elecciones Autonómicas otra vez ese mismo 2012 calculando que con una mayoría absoluta clara y controlando los movimientos secesionistas, financiándolos y manejándolos podrá lograr una posición de fuerza hacia el Gobierno de España bajo la amenaza de independencia.
Los errores de cálculo del President no acaban aquí, pero mientras moviliza las calles en una absoluta invasión del espacio público y privado, organiza manifestaciones multitudinarias propias de regímenes autoritarios y comienza un aplastamiento del concepto de ciudadanía y sus derechos que ve como progresivamente es degradada de ciudadano de un Estado democrático a pueblo de una causa superior. Todo ello en el contexto de una derrota electoral que podría haber servido para rebajar tensiones pero que acaba en una huida hacia delante que acabará en un enfrentamiento total con las instituciones del Estado, incluidas las jurídicas por el constante incumplimiento de la legalidad vigente. Lo que había comenzado como una operación insolidaria que buscaba más dinero se había transformado ya en un viaje a ninguna parte.
En 2015 se convocan de nuevo Elecciones Autonómicas pero esta vez como novedad el independentismo aparece con una lista unitaria de CDC, ERC y las entidades soberanistas, bautizada como Junts pel sí, que no obtendrá la victoria, caerá de manera muy importante en voto respecto a lo que habían obtenido ambas formaciones anteriormente y necesitará de un pacto con los antisistema de la CUP para formar gobierno que lo harán a cambio de la cabeza de Artur Mas aunque sorprendentemente aceptan la presidencia de Carles Puigdemont, Alcalde de Girona, al que la misma CUP había denunciado en los tribunales por un grave caso de corrupción que se encuentra en trámite judicial.
Estamos en 2016 y un año más tarde Artur Mas es condenado por desobediencia a dos años de inhabilitación y meses después se convoca desde la Generalitat el segundo y supuestamente definitivo referéndum para el 1 de octubre de 2017 que por supuesto recibe la prohibición del Tribunal Constitucional.

Estamos a una semana de dicha consulta, el Estado democrático como no podía ser de otra forma ha intervenido para impedirlo. Pero a esta hora, si algo es seguro, es que la falacia del nacionalismo catalán ha servido para dividir en dos de manera dramática a los catalanes, que les ha rebajado su condición de Ciudadano a Pueblo y el daño a la imagen de Cataluña y a su bienestar es irreparable.
La independencia es inviable y no sucederá, pero veremos cuanto más nos dejamos en este absurdo que comenzó por los errores de cálculo de un político que además venía de una de las tramas de corrupción más graves que se han dado en Europa en las últimas décadas. Solo un año antes, cuando la protesta política en Cataluña se canalizaba a través de los llamados “indignados”, Artur Mas entraba en helicóptero en el Parlament para evitar a los manifestantes y huía en coche por las vías del tranvía para no ser asaltado. Esa, la capacidad de transformar la protesta social en nacionalismo ha sido su único éxito, el que le ha costado a su partido la casi desaparición tras décadas de saqueo y pujolismo, su mentor, y que hoy ha colocado a Cataluña al borde del precipicio y en manos de personajes de nula talla como Puigdemont, Junqueras....
Se calcula que se han podido gastar 6,2 millones de € solo en la consulta, el precio del Procés en dinero público sería incalculable.

En EL POLEMISTA podrán encontrar gran cantidad de reseña sobre el tema -alguna en catalán- y también comentarios de antes y después del Procés de diputados nacionalistas, lo que da idea de cómo un proceso de arriba abajo sin inicialmente ninguna pulsión popular ha podido llegar hasta donde estamos.

ÍNDICE COMPLETO DE EL POLEMISTA: http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/08/indice-completo-hasta-septiembre-2017.html


SOBRE CATALUÑA EN EL POLEMISTA:



Micronacionalismos, de varios autores, y, siete causas que subyacen: Valle de Arán, el Bierzo, Olivenza, La Moraleja, Cartagena, Petilla de Aragón y la Isla de los Faisanes.

Dioses útiles, naciones y nacionalismos de José Álvarez Junco, Breve historia del mundo de Juan Pablo Fusi, y, necesitados de análisis racional.

¿Cataluña en la encrucijada? No lo creo. Por Jorge Navarro Cañada

La gran vergüenza (La gran vergonya), ascenso y caída del mito Jordi Pujol de Lluis Bassets, Espías de Franco, Josep Pla y Francesc Cambó de Josep Guixà, y, presente y pasado de un proyecto extractivo.

1714 Cataluña en la España del siglo XVIII de VVAA, y, la Diada de la frustración.

Paciencia e Independencia de Francesc de Carreras, y, “avui paciencia, demà independencia”.

Anatomía de un desencuentro o Anatomia d’un desengany de Germà Bel, y los números de Artur Mas.

Burgesos imperfectes de Jordi Gràcia, y, la defensa de la disidencia intelectual.

El nacionalismo ¡vaya timo! de Roberto Augusto, y la trampa nacionalista.

Cataluña ante España de Albert Balcells, y la necesidad de diálogo entre Cataluña y el resto de España.



La Catalunya Soviètica de Ramon Breu y la fascinación revolucionaria de 1917.

Residuals o independents? de Jordi Pujol, y la desafección calculada.

Noves glòries a Espanya de Vicent Flor, y, ¿es anticatalana la identidad valenciana?

La mort de Bèlgica de Marc Gafarot, y en busca de Cataluñistán

Catalunya, España. Encuentros y desencuentros de José Enrique Ruiz-Domènec, y la desafección creciente.

La España de los otros españoles de Carles Bonet y el encaje de Cataluña en España.

España, capital París de Germá Bel y el debate autonómico

http://elpolemista.blogspot.com.es/2011/01/espana-capital-paris-de-germa-bel-y-el.html

viernes, 4 de agosto de 2017

INDICE COMPLETO HASTA SEPTIEMBRE 2017



AÑO 2017

El Relato nacional. Historia de la historia de España de José Álvarez Junco y Gregorio de la Fuente Monge, y cómo nos hemos contado.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/07/el-relato-nacional-historia-de-la.html

Españoles en París 1940-1944 de Fernando Castillo y la constelación literaria durante la ocupación.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/06/espanoles-en-paris-1940-1944-de.html

Hillbilly, una elegía rural de J.D Vance, y, una cultura en crisis.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/05/hillbilly-una-elegia-rural-de-jd-vance.html

Prisioneros de la geografía de Tim Marshall, y, una visión determinista en pleno siglo XXI.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/04/prisioneros-de-la-geografia-de-tim.html

Micronacionalismos, de varios autores, y, siete causas que subyacen: Valle de Arán, el Bierzo, Olivenza, La Moraleja, Cartagena, Petilla de Aragón y la Isla de los Faisanes.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/03/micronacionalismos-de-varios-autores-y.html

Populismo. El veto de los pueblos de Jorge Verstrynge, y, otra defensa del populismo.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/02/populismo-el-veto-de-los-pueblos-de.html

La guerra alemana, una nación en armas (1939-1945) de Nicholas Stargardt, y, la sentimentalidad como motor bélico.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2017/01/la-guerra-alemana-una-nacion-en-armas.html

AÑO 2016

Los años de Madridgrado de Fernando Castillo, y, Madrid, ciudad “extranjera”, revolucionaria y comunista.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/11/los-anos-de-madridgrado-de-fernando.html

Born to Run, de Bruce Springsteen, y la honestidad necesaria.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/10/born-to-run-de-bruce-springsteen-y-la.html

La paradoja del poder alemán de Hans Kundnani, y, la semihegemonía en Europa.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/09/la-paradoja-del-poder-aleman-de-hans.html

Gula de María Pilar Queralt del Hierro, y, el país que celebra todo en la mesa.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/07/gula-de-maria-pilar-queralt-del-hierro.html

Arabia Saudí ante sus desafíos en Vanguardia Dossier (nº 61), y, ¿un proyecto de cambio imposible?

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/06/arabia-saudi-ante-sus-desafios-en.html

Acerca de la conquista árabe de Hispania de Felipe Maíllo Salgado, y, la invención mítica de la historia.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/05/acerca-de-la-conquista-arabe-de.html

Dioses útiles, naciones y nacionalismos de José Álvarez Junco, Breve historia del mundo de Juan Pablo Fusi, y, necesitados de análisis racional.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/04/dioses-utiles-naciones-y-nacionalismos.html

China, la nueva ruta de la seda en Vanguardia Dossier (nº60), y, ¿la expansión china imparable?

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/03/china-la-nueva-ruta-de-la-seda-en.html

La desfachatez intelectual de Ignacio Sánchez-Cuenca, y, la rebelión de los politólogos (de algunos).

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/03/la-desfachatez-intelectual-de-ignacio.html

Negociando con China de Henry M. Paulson, JR, y, ¿el gigante se tambalea?

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/03/negociando-con-china-de-henry-m-paulson.html

Borrados de Omer Bartov, y, ocultar la historia no la cambia.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/02/borrados-de-omer-bartov-y-ocultar-la.html

La gran guerra de nuestro tiempo de Michael Morell (y Bill Harlow), y, la visión de parte de la guerra contra el terrorismo islamista.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/02/la-gran-guerra-de-nuestro-tiempo-de.html

Tierra negra de Timothy Snyder, y el Holocausto en el mundo de Hitler.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2016/01/tierra-negra-de-timothy-snyder-y-el.html

AÑO 2015

¿Está en declive la democracia liberal? en Vanguardia Dossier (nº 59), y, razones para el pesimismo.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/12/esta-en-declive-la-democracia-liberal.html

Populismos, una defensa de lo indefendible de Chantal Delsol, El Populismo de Loris Zanatta, y la anti Ilustración como rebelión contra lo real.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/11/populismos-una-defensa-de-lo.html

París-Modiano. De la Ocupación a Mayo del 68 de Fernando Castillo, y, un historiador en el mundo de Patrick Modiano.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/11/paris-modiano-de-la-ocupacion-mayo-del.html

Contra el poder. Conflictos y movimientos sociales en la historia de España de Juan Sisinio Pérez Garzón, y conflicto social frente a conflicto político.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/11/contra-el-poder-conflictos-y.html

Refugiados, otro proyecto que desafía a Europa en Vanguardia Dossier (especial, nº 58), y, ¿una amenaza interior y exterior?

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/10/refugiados-otro-proyecto-que-desafia.html

Los tesoros de Bruce Springsteen de Meredith Ochs, y la biografía ilustrada.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/10/los-tesoros-de-bruce-springsteen-de.html

¿Cataluña en la encrucijada? No lo creo. Por Jorge Navarro Cañada

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/09/cataluna-en-la-encrucijada-no-lo-creo_1.html

Bumerán Chávez: Los fraudes que llevaron al colapso de Venezuela de Emili J. Blasco, y, enmienda a la totalidad del “paraíso” bolivariano.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/07/bumeran-chavez-los-fraudes-que-llevaron.html

Grecia en el aire de Pedro Olalla, y, la desafección erudita.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/06/grecia-en-el-aire-de-pedro-olalla-y-la.html

Gastronomía de Madrid: Cocina, historia y tradición de Ismael Díaz Yubero, y, reivindicando lo autóctono.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/05/gastronomia-de-madrid-cocina-historia-y.html

Historia de la edición en España 1939-1975 dirigida por Jesús A. Martínez, y, editar bajo una dictadura.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/04/historia-de-la-edicion-en-espana-1939_37.html

Jerusalén de Yotam Ottolenghi y Sami Tamimi, y, la cocina como arma de comprensión masiva.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/03/jerusalen-de-yotam-ottolenghi-y-sami.html

Medicina sin engaños de J.M. Mulet, y, frente a la homeopatía, curanderos, charlatanes, pseudociencias… ¡Ciencia!

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/02/medicina-sin-enganos-de-jm-mulet-y.html

ISIS El retorno de la Yihad de Patrick Cockburn, y, JE SUIS CHARLIE.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2015/01/isis-el-retorno-de-la-yihad-de-patrick.html

AÑO 2014
Outlaw Pete de Bruce Springsteen y Frank Caruso, y, la música ilustrada.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/12/outlaw-pete-de-bruce-springsteen-y.html

¡No te prives! Defensa de la ciudadanía de Fernando Savater, y, libres e iguales.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/12/no-te-prives-defensa-de-la-ciudadania.html

La Cocina del Alabardero de Luis de Lezama Barañano, y, no solo Dios se mueve entre pucheros.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/11/la-cocina-del-alabardero-de-luis-de.html

La gran vergüenza (La gran vergonya), ascenso y caída del mito Jordi Pujol de Lluis Bassets, Espías de Franco, Josep Pla y Francesc Cambó de Josep Guixà, y, presente y pasado de un proyecto extractivo.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/10/la-gran-verguenza-ascenso-y-caida-del.html

Delizia! La historia épica de la cocina italiana, de John Dickie, y, la necesidad de una gastronomía ilustrada.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/10/delizia-la-historia-epica-de-la-cocina.html

1714 Cataluña en la España del siglo XVIII de VVAA, y, la Diada de la frustración.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/09/1714-cataluna-en-la-espana-del-siglo.html

La cocina de La Moncloa de Julio González de Buitrago, y, en torno a los gustos presidenciales.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/09/la-cocina-de-la-moncloa-de-julio.html

Ucrania y Rusia: evolución y contexto del conflicto, de Jorge Navarro, Rusia frente a Ucrania, de Carlos Taibo, y el estado de la cuestión.

http://elpolemista.blogspot.com.es/2014/06/ucrania-y-rusia-evolucion-y-contexto.html

No vamos a tragar de Gustavo Duch, El fracking ¡vaya timo! de Manuel Peinado, y, alternativas frente al desastre.
Nosotros, los abajo firmantes de Santos Juliá, y, el intelectual como sujeto colectivo en España.
Historia mínima del País Vasco de Jon Juaristi, una respuesta intelectual al mito nacionalista.
Paciencia e Independencia de Francesc de Carreras, y, “avui paciencia, demà independencia”.
¡Matadlos! de Fernando Reinares, y, 11M, el atentado de Al Qaeda y “sucesores” en España.
Breve historia de los nacionalismos europeos de Javier López Facal, y, “los nacionalismos son como el olor corporal; uno no percibe el propio, sino solo el ajeno”.
La invención del pasado de Miguel-Anxo Murado, una enmienda a la totalidad.
Lo que nos enseñan los sabios gastrónomos de Ismael Díaz Yubero, Recetas para un mundo mejor de Grandes Chefs, y, erudición y solidaridad con buen gusto.
AÑO 2013
Anatomía de un desencuentro o Anatomia d’un desengany de Germà Bel, y los números de Artur Mas.
200 años de cocina de Isabel González Turmo, y, la gastronomía desde la antropología.
Homo economicus de Daniel Cohen, y el darwinismo social como dogma.
Hay vida después de la crisis de José Carlos Díez, y, la alternativa keynesiana.
La conservación cultural de la naturaleza de Jaime Izquierdo Vallina, y el saber campesino como gestión del territorio.
Caricaturas y retratos de Julio Camba, y, el cincuentenario oportuno.
Qué hacemos por una sociedad laica de VVAA, y, ¿hacia un Estado laico?
Sano y salvo de Juan Gervás y Mercedes Pérez Fernández, ¿Quién teme al copago? De Jaume Puig-Junoy, y, políticas sanitarias alternativas son posibles.

Historia mínima de España de Juan Pablo Fusi, y la historia como proceso.
AÑO 2012
Una Europa alemana de Ulrich Beck, y, la nueva dominación alemana.
El laboratorio del miedo de Eduardo González Calleja, y el fenómeno terrorista al día.
Burgesos imperfectes de Jordi Gràcia, y, la defensa de la disidencia intelectual.
Historia religiosa del Occidente medieval de José Ángel García de Cortázar, Vida y visiones de Hildegard von Bingen edición de Victoria Cirlot, y, religión e historia, una relación difícil.
La espiral de la austeridad, España intervenida de Economistas aterrados, y, ¿hay alternativas?
Noche y niebla en el París ocupado de Fernando Castillo, y, la atmósfera de la Ocupación.
http://elpolemista.blogspot.com.es/2012/10/noche-y-niebla-en-el-paris-ocupado-de.html
Diccionario Akal de la Homofobia dirigido por Louis-George Tin, y, el lastre de la intolerancia.
En deuda de David Graeber, Keynes, su tiempo y el nuestro de Luis Ángel Rojo, y, otra forma de entender la realidad económica.
El nacionalismo ¡vaya timo! de Roberto Augusto, y la trampa nacionalista.
Julian Assange. Autobiografía no autorizada, y el engaño de las apariencias.
Donde Las Hurdes se llaman Cabrera de Ramón Carnicer, y la edición contra el olvido.
México en la encrucijada en Vanguardia Dossier (nº 44), y, ¿hacia delante o hacia atrás?
La energía después de Fukushima de Cristina Narbona y Jordi Ortega, y, el debate que no se puede posponer.
Para entender la cultura vasca de Bruno Camus Bergareche, y, conocer para comprender.
Los días que vivimos peligrosamente de Mariano Guindal, y, profundizando en el desastre.
Posteconomía de Antonio Baños Boncompain, y el desarrollo humano frente al económico.
¡Acabad ya con esta crisis! de Paul Krugman, y, una propuesta para ello.
Bruce Springsteen en España de Jordi Bianciotto y Mar Cortés, y la visión española de Springsteen.
Gente peligrosa de Philipp Blom, Cartas a Eugenia de Holbach, Memoria contra la religión de Meslier, y, la deuda con la otra Ilustración.
Peridis, los mejores dibujos publicados en El País 2004-2011, y una historia gráfica de la Era Zapatero.
Allí donde ETA asesinó de Willy Uribe, y la búsqueda de la libertad cotidiana en Euskadi.
Europa al borde del abismo de Economistas Aterrados, Más allá del Crash de Santiago Niño-Becerra, y la crisis insondable.
Corea del Sur. El pequeño gigante, en Vanguardia Dossier (nº43), y el empuje asiático.
La Constitución de Cádiz, una mirada crítica de Manuel Moreno Alonso, y las diferentes formas de ver 1812.
El arte de vivir ecológico de Wilhem Schmid, de la conciencia planetaria a la ecología inteligente.
Los españoles ante el cambio de José Ignacio Wert, y la transformación de lo mediático en poder.
Gitanas de Claire Auzias, y la sociología de la integración.
Cataluña ante España de Albert Balcells, y la necesidad de diálogo entre Cataluña y el resto de España.
El gentil monstruo de Bruselas de Hans Magnus Enzensberger, y la deriva europea.
Editores, libreros e impresores en el umbral del Nuevo Régimen de Manuel Morán Orti, y los ciclos de cambio tecnológico.
Blanco bueno busca negro pobre de Gustau Nerín, La globalización de las inversiones en África de Adams Bodorno, Historia del Congo de Isidore Ndaywel è Nziem, y presente y futuro de África.
El paradigma digital de Manuel Gil y Joaquín Rodríguez, y el futuro del libro.
El estado del mundo 2012 (Anuario Akal), y como entender el mundo actual.
El declive de Occidente en Vanguardia Dossier (nº42), y el ¿nuevo? orden internacional.
http://elpolemista.blogspot.com.es/2012/01/el-declive-de-occidente-en-vanguardia.html
AÑO 2011
Alimentos bajo sospecha de Gustavo Duch y las alternativas al modelo alimentario.

La Catalunya Soviètica de Ramon Breu y la fascinación revolucionaria de 1917.
El Comandante de Jürg Amann, y el holocausto sin patologías.
La guerra desde 1900, editado por Jeremy Black, y la Guerra como motor de cambio.
Juan Pablo II y Benedicto XVI de Juan José Tamayo, y el rumbo de la Iglesia católica.
La revolución del Tea Party de Kate Zernike, y el auge de los populismos.
Nueva historia universal de la destrucción de libros de Fernando Báez, Libros y libreros en la Antigüedad de Alfonso Reyes, y, el pasado de los libros.
Raíces profundas editada M.Jesús Fuente y R.Morán, La trampa del velo de Ángeles Ramírez, La lujuria en la iconografía románica de Jesús Herrero Marcos, y la historia de la violencia de género.
El precio de la culpa de Ian Buruma, y las otras memorias históricas.
La próxima década de George Friedman y el futuro inmediato del mundo.
Los fascismos españoles de Joan Maria Thomàs, El ocaso de la verdad coordinado por Antonio C. Moreno Cantano, y la particular historia del fascismo español.
11-S, El mundo diez años después en Vanguardia Dossier (nº41), y ¿en qué hemos cambiado?
Despilfarro de Tristram Stuart, Manual para una economía sostenible de Roberto Bermejo, Agua de Julian Caldecott, y la búsqueda de un planeta sostenible.
Residuals o independents? de Jordi Pujol, y la desafección calculada.
Manifiesto de economistas aterrados (VVAA), Las voces del 15M (VVAA), y el otoño indignado.
Noves glòries a Espanya de Vicent Flor, y, ¿es anticatalana la identidad valenciana?
La historia desde mi balcón de Tomás Alcoverro, y el testimonio directo de los acontecimientos.
China, poder y fragilidad en Vanguardia Dossier (nº40), y las dudas sobre su futuro.
¡Comprometeos! De Stéphane Hessel y los movimientos de Indignados.
Comer animales de J. Safran, Los productos naturales ¡Vaya timo! De J.M Mulet, Lo que hay que tragar de G. Duch, y, ¿Pensamos lo que comemos?
Entender la guerra en el siglo XXI de F. Aznar Fernández-Montesinos, El Club de Lectura de los Oficiales Novatos de Patrick Hennessey, y la guerra que viene.
Palabras como puños dirigida por Fernando del Rey, y la visión objetiva de la Segunda República.
La belleza y el dolor de la batalla de Peter Englund, y el universo sentimental de la historia.
De cómo la CIA eliminó a Carrero Blanco y nos metió en Irak de Anna Grau, El amigo americano de Charles Powell, y el papel de EEUU en el franquismo y la Transición española.
La república islámica de España de Pilar Rahola, Nómada de Ayaan Iris Ali, y el Islam en Occidente.
Toros sí de Salvador Boix, y la defensa de la tauromaquia.
La mort de Bèlgica de Marc Gafarot, y en busca de Cataluñistán
Europa contra Europa de Julián Casanova y la amenaza totalitaria.
Catalunya, España. Encuentros y desencuentros de José Enrique Ruiz-Domènec, y la desafección creciente.
Yo maté a Sherezade de Joumana Haddad, Las tradiciones que no amaban a las mujeres de Mª. Teresa Gómez-Limón.- La Mujer en mundo árabe y el feminismo que viene.
El espejismo nuclear de Marcel Coderch y Núria Almiron y, ¿Nuclear? No sé, gracias.
2011, La Revuelta árabe en Vanguardia Dossier(nº39) y el estado de la cuestión.
Belgistán de Jacobo de Regoyos, y el nacionalismo que viene.
¡Indignaos! de Stéphane Hessel y los últimos coletazos del siglo XX.
El Planeta de los estúpidos de Juan López de Uralde, y el ecologismo que viene.
La España de los otros españoles de Carles Bonet y el encaje de Cataluña en España.
La Santa Ignorancia de Olivier Roy y las revueltas en el mundo árabe.
Las torres del honor de Gabriel Cardona, y el papel del Rey en el 23F.
La nación inventada de Arsenio e Ignacio Escolar, y los mitos nacionales.
A favor de los toros de Jesús Mosterín, y la tauromaquia.
España, capital París de Germá Bel y el debate autonómico

http://elpolemista.blogspot.com.es/2011/01/espana-capital-paris-de-germa-bel-y-el.html